Mantente relevante. Cultiva la lealtad de tus clientes.

cultiva la lealtad de tus clientes

En un mundo donde los competidores y clientes están a un click de distancia, cultivar la lealtad del cliente es el nuevo marketing.

Hoy tus clientes tienen acceso a una gran cantidad de información acerca de tu sector, de tu negocio e investigan cada vez más para tomar una decisión de compra. Lo que esperan es que cada negocio los enamore con rapidez, autenticidad y servicio.

¿Cómo una empresa puede mantenerse relevante?

Una empresa para mantenerse relevante necesita proveer productos y servicios que el consumidor encuentre útiles para su estilo de vida y consistentes con sus valores. Esto se puede demostrar no solo en la calidad del producto sino en las acciones de la empresa.

Una empresa que trata bien a sus empleados y fomenta una cultura empresarial que enamora a las personas que trabajan en ella, es la mejor carta de presentación para también enamorar al consumidor. Ser relevante en términos empresariales, significa no temer a trabajar a largo plazo, no temer a diferenciarse de la competencia y ofrecer valor a las personas ante todas las cosas.

cultiva la lealtad de tus clientes¿Qué significa cultivar la lealtad en el consumidor?

Comencemos con lo que lealtad no significa. No significa dar una tarjeta o vales de puntos que vencen o que solo puedan ser utilizados en algunos momentos. Los programas de lealtad como estos demuestran cómo las empresas muestran lealtad a ellos mismos y a sus propias necesidades, no a sus consumidores.

Lealtad no es un programa o una serie de puntos. La lealtad es una conducta recíproca, en dos direcciones. Que comienza siempre por la empresa. Si esto se logra, como resultado de un interés genuino, el consumidor regresará seguirá adquiriendo nuestros productos y que lo recomendará a sus conocidos.

La verdadera lealtad es el resultado de entender las necesidades del consumidor, respetarlos, ofrecer productos relevantes y experiencias que las personas las disfruten y quieran volver.

Si una empresa orienta sus esfuerzos a las personas, es posible construir una mejor relación con estos y crear vínculos duraderos.

Existen varios factores que las empresas deben utilizar para crear lealtad y vínculos de valor con las personas, que coinciden con elementos importantes en la relación entre personas.

Estos son los 3 elementos vitales para cosechar la lealtad de tus clientes y que esta se convierta en la mayor fortaleza de la empresa:

Diálogo, Apertura y Empatía

Al igual que en las relaciones humanas, el diálogo no significa una comunicación continua e incesante. Se refiere a una comunicación con respeto y fluidez, respetando el tiempo del consumidor, apreciando su lealtad y dirigiendo todos los esfuerzos en brindarle el mejor servicio.

La apertura comienza por conocer al consumidor, empatizar no ignorando los problemas o situaciones que se presentan en el mundo o que le preocupan. Un ejemplo son las campañas de Dove: En lugar de ignorar las imperfecciones de la mujer, mostrando solo en su imagen modelos perfectas y retocadas, ha optado centrar sus esfuerzos en la belleza natural de mujeres normales de diferentes edades. Las mujeres aprecian la honestidad y se crea una relación con la marca a largo plazo.

Probablemente estos 3 elementos no son sencillos de comunicar para una organización. Ayuda que las empresas se cuestionen: ¿Realmente conozco a mis clientes? ¿Puedo aportarle algo para mejorar su vida? La respuesta no puede venir con palabras, las marcas tienen que dar respuesta en productos y acciones.