Analizar y medir

Inicio - Marketing Digital - Analizar y medir

analizar y medir

La analítica es una de las partes fundamentales de cualquier proyecto digital. Y es que los usuarios evolucionan, sus comportamientos son cada vez más variables y complejos y sólo a través de los datos podemos conocerlos para mejorar, modificar o cambiar la estrategia en pro de una mejor experiencia de compra.

El ejercicio de analizar y medir de manera continua nos permite desvelar aspectos fundamentales para la evolución de cualquier web o blog: qué temas gustan más, los contenidos que no gustan, los posibles problemas que presenta la web… Y en función de los resultados es posible aplicar mejoras efectivas que permiten una evolución continua.

¿Para qué medir una web?

Medir o no medir puede ser la diferencia entre tener una web de éxito o todo lo contrario, entre fidelidad usuarios y/o clientes o todo lo contrario, entre tener las riendas del proyecto o dejarse arrastrar por una espiral a ninguna parte…

De analizar y medir de forma continua y cíclica depende:

Los objetivos

Los objetivos de cualquier proyecto deben ser concretos, medibles y realistas.

No es lo mismo ‘vender más’ que ‘aumentar un 10% las ventas’, por ejemplo.
Asegúrate de que cada uno de los objetivos sea realista… Si tus ventas crecen en la actualidad a un ritmo del 5%, difícilmente vas a alcanzar y 70% en 3 meses, a menos que dispongas de las herramientas y recursos necesarios para hacerlo.
Otro aspecto fundamental es establecer tiempos a corto, medio y largo plazo.

Y para alcanzar esos objetivos es necesario contar con datos generales y específicos… Saber desde dónde llega el público a tu web y cómo ha llegado es muy importante. Al igual que lo es conocer lo que les gusta y lo que no. O saber identificar las variaciones del tráfico, descubrir los motivos y sacarles partido.

Saber quién es tu público, quién comparte tus contenidos, cómo han llegado hasta tu web o blog, hoy, es básico e imprescindible para que cualquier proyecto digital funcione. Prescindir de los datos que desvelan información sobre los usuarios y sus comportamientos es como lanzarse a una piscina sin comprobar antes si hay alguna o la profundidad necesaria.

Pero es que además de datos sobre los usuarios, su comportamiento o aspectos de la web, medir y analizar es fundamental para descubrir tus puntos fuertes y también los débiles (tanto o más importante que los anteriores).
Por poner un ejemplo: quizá tu web alcanza tus objetivos en cuanto a tráfico, pero ese tráfico es en gran medida dependiente de los medios sociales. Si no mides y conoces la procedencia, ni lo sabrás ni podrás aplicar las mejoras SEO adecuadas.

Probar, inventar, apostar por la creatividad… y analizar. He ahí el kid de la cuestión.

 

2018-05-15T22:14:30+00:0028 diciembre, 2014|Marketing Digital|