¡Aprender a hacer las cosas diferentes!

Inicio - Formacion - ¡Aprender a hacer las cosas diferentes!

consejos para emprendedoresTodo el mundo espera las vacaciones porque son el momento en el cual, por fin, nos podemos liberar de nuestros jefes, del compañero de trabajo pesado etc…

Este año ha sido el primer año, después de unos cuantos, en el cual he vuelto en Navidades a mi pueblo natal por un tiempo que considero bastante largo (10 días)

Normalmente la prisa me obligaba a viajes mucho más cortos, que nunca me permitían  apreciar de verdad lo bonito de volver y enfrentarme con mis propias raíces, fuente de unas experiencias que otra cultura y País me habían estado regalando a lo largo de los últimos años.

Este año que he tenido más tiempo de respirar el aire fresco de los Alpes Marítimos, he visto lo bueno y lo malo que una pequeña ciudad de provincia como la mía tiene y ofrece a sus jóvenes y me he dado cuenta de algo para mi fundamental.

Hace 8 años me mudé a Barcelona (era el 1 de diciembre de 2004) y la cosa más importante que estaba haciendo  aquel día en que crucé Francia con mi coche lleno de maletas y de sueños, no era en realidad irme a vivir a una gran capital europea como Barcelona…. Era empezar una nueva etapa de mi vida en la que, al final, iba a hacer las mismas cosas pero si, de forma diferente…

Siempre he sido yo en cualquier lugar en el que haya vivido…. Siempre he tenido los mismos valores, la misma visión de cómo hay que  ver el trabajo y las relaciones personales y laborales en fin…. siempre he sido yo…

Hoy muchos hablan de que lástima es ver ciudadanos irse a vivir a otros Países en búsqueda de empleo y de una mejor vida…  yo, que he pasado por eso,  tengo personalmente otra visión.

Hoy en día las muchas personas que viven lejos de sus raíces, están en realidad enriqueciendo su vida, su forma de trabajar, de ver las cosas… están enfrentando sus paradigmas con otras formas de ver las cosas.

Muchos de ellos probablemente nunca volverán a sus Países, es verdad,  pero unos cuantos, tarde o temprano, sí lo harán y el día en que vuelvan serán capaces de transmitir a su sociedad fuerzas y valores nuevos que nunca hubieran podido hacer si se hubiesen quedado allí parados a la espera que el cambio viniera hacia ellos.

Pienso que si queremos verdaderamente cambiar, evolucionar, tanto en nuestra forma de vivir como en la de hacer negocios, tenemos que empezar a hacer las cosas de forma distinta… esto no necesariamente quiere decir irse a vivir de hoy para mañana al otro lado del mundo, seguramente haya algo muy sencillo alrededor nuestro con que  empezar este nuevo y fascinante camino…

¡Suerte amig@s!

Erick

 

2016-02-05T19:22:45+00:0019 enero, 2013|Formacion|