Big Data, la revolución de la predicción.

Inicio - Comunicación online - Big Data, la revolución de la predicción.

Los datos hoy en día emanan de muchos lugares de nuestra vida cotidiana, desde teléfonos y tarjetas de crédito, hasta la misma infraestructura de la ciudad: sensores en los edificios, buses, aviones, fábricas, etc. El flujo de los datos, es muy rápido y se acumula gran cantidad de información y en pocos segundos empresas y organizaciones están comenzando a actuar en base a estos. Esto es la Revolución del Big Data.

El auge del Big Data, no solo se debe a la cantidad de datos que se recopilan, se refiere a todas las oportunidades a las que se puede acceder por medio de herramientas y algoritmos de análisis.

Escuchamos muy a menudo en las noticias todo acerca del “Big Data”, donde poderosos algoritmos se encargan de encontrar las conexiones entre lo que parecería aspectos sin relación. Ya sea la utilización de los datos para encontrar claves para luchar contra el terrorismo, o en tiendas en línea, para predecir los patrones de compra de los consumidores; el Big Data es una revolución que nos rodea. Un proceso que cambiará para siempre la forma de pensar y crear estrategias: económicas, científicas, culturales y sociales.

La Revolución del Big Data, ha hecho que las relaciones entre los consumidores y los negocios, se vuelvan, aún, más complejas y con un dinamismo sin precedentes. Parecería que las empresas, son capaces de “leer los pensamientos” de las personas. Pero sencillamente, el consumidor, se encuentra inmerso en una gran cantidad de redes sociales, aplicaciones y por ende, bases de datos; que permiten reunir la información y prever sus necesidades y deseos. Por ejemplo, Spotify, es capaz de acceder a todos los datos en tu teléfono móvil, incluyendo direcciones, contactos, fotos, videos, localización, etc.

Existe una explosión de datos por doquier. Google, procesa más de 24 petabytes (1 petabyte son 1024 terabytes) de datos al día. Los datos se generan cada segundo, desde una llamada de teléfono hasta la compra que realizamos cada semana. Muchas empresas y startups están utilizando estos datos para llegar a ciertas conclusiones que sin ellos fuera imposible. Desde definir el color de un automóvil, que será más atractivo para la venta; como definir los momentos para ofrecer ofertas de vuelos.

Los datos se convertirán en el “nuevo oro” para las empresas, siendo la base para una estrategia competitiva. El análisis de estos les permite obtener información extremadamente detallada de sus consumidores, proveedores, partners y competidores.

En marketing, se irá haciendo cada vez más familiar los “motores de recomendación”, ya utilizados hoy por Netflix y Amazon. Estos hacen posible que la empresa te haga sugerencias de compra, basados en las características de tus intereses previos. Otro ejemplo es la famosa tienda estadounidense Target, que por medio de un algoritmo es capaz de detectar que mujeres están embarazadas, para así poder ofrecerles cupones y descuentos. O las compañías de tarjetas de crédito, donde por medio de conexiones inusuales, evalúan el riesgo de incumplimento. Descubrieron que las personas que comprar protectores para sus muebles, son personas que seguramente harán sus pagos a tiempo. ¿Qué te parece?

2018-05-15T09:40:34+00:0017 febrero, 2017|Comunicación online|