Aprende a crear un plan de contenidos para tu blog

Inicio - Blogging - Aprende a crear un plan de contenidos para tu blog

plan de contenidos

Está comprobado que el marketing de contenidos es una de las técnicas más eficaces del marketing hoy. Pero esto no va de escribir y compartir a diestro y siniestro, para lograr esa efectividad es imprescindible contar con una buena estrategia detrás.

Si quieres crear un buen plan de contenidos para tu blog o el de tu empresa, toma nota:

Define tu target

Antes de dar ningún otro paso, lo primero que debes tener muy claro cuál es tu público, saber exactamente a quién te vas a dirigir. Y cuanto más sepas acerca de tu público, mejor.

Sobre qué escribir

Los contenidos de tu blog deben estar en línea con tu actividad o la de tu empresa, por ello conviene:

Realizar una lista de los productos y/o servicios que ofreces

Esta lista ya te dará muchas pistas sobre qué escribir… Por ejemplo, si vendes zapatos, puedes hablar de cómo combinar un zapato de tacón de aguja con un look para la oficina o qué zapato sienta mejor a cada tipo de cuerpo.

Realizar una lista con días especiales o extraordinarios

Siguiendo el ejemplo anterior y suponiendo que vendes zapatos, por ejemplo, las Fashion Weeks pueden ser un buen reclamo. No se trata de que escribas de ello porque es lo que toca, sino que aproveches el tirón de estos eventos para aportar… Por ejemplo, hablar del acierto (o no) de los diseñadores al combinar trajes y zapatos en sus nuevas colecciones.

Además realiza listas con otros asuntos que pueden ser importantes e interesantes y resolver dudas o solucionar problemas a tu público objetivo:

  • Fecha de lanzamiento de nuevos productos
  • Eventos en los que participará tu empresa
  • Tendencias en tu sector
  • Noticias de tu sector
  • Etc.

Comienza a calendarizar

Ahora que ya has hecho una lista de todo aquello que puede ser interesantes y aportar información y valor a tu público, es momento de comenzar a hacer el calendario:

  1. Define cada cuánto tiempo vas a publicar un post. Te recomendamos que publiques al menos una vez a la semana. Y es muy importante que seas constante, por lo que, sé realista y compromete con la periodicidad que puedas asumir.
  2. Fechas especiales. Habrá temas que puedas tratar en cualquier momento, pero otros de los que es necesario o conviene hablar en fechas concretas. Organízate y anticípate estableciendo fechas para esos posts.
  3. Alterna temas, así evitarás aburrir a tu público y al mismo tiempo podrás abarcar todos los ámbitos de tu actividad o negocio.

Escucha

Una vez que tu blog comience a rodar y lleve un tiempo activo, puedes servirte de las preguntas y comentarios que hacen los usuarios, tanto en el blog como en otras plataformas o redes sociales,  para pensar nuevos temas o potenciar aquellos que más les gustan o reclaman.

2018-05-28T13:00:28+00:00 1 abril, 2016|Blogging|