El diseño multisensorial como estrategia de marca.

Inicio - Comunicación online - El diseño multisensorial como estrategia de marca.

Está comprobado que al tomar una decisión de compra influyen nuestra percepción del entorno. Nuestras percepciones del mundo, se construyen a partir del juego en composición de nuestros 5 sentidos. Estos al interactuar, nos hacen encontrar el sentido a todo lo que nos rodea y con ello también a los productos y las marcas.

Por ejemplo, cuando queremos comprar un coche, inconscientemente buscamos esa impresión multisensorial: el olor, el sonido y la imagen, esto en conjunto funge un papel vital en decidir si comprarlo o no.

Esto ha generado el interés en las compañías para estudiar y encontrar las claves para diseñar estrategias globales que involucren y estimulen todos los sentidos, para lograr derivarlos en los valores y sentimientos que la marca quiere transmitir.

El diseño multisensorial como su nombre lo indica, es aquel que genera una experiencia que integra los 5 sentidos. Los estímulos visuales son los más dominantes, seguidos por los auditivos, bajo esta jerarquía las empresas y diseñadores buscan una integración, pero sobre todo experiencias que causen múltiples efectos sensoriales hacia un producto. Hay que tomar en cuenta que nuestros sentidos toman diferentes papeles dependiendo de la situación en la que cada persona se encuentre.

El diseño multisensorial es la creación de la orquesta, donde los sentidos promuevan un solo mensaje, de acuerdo a los valores y objetivos de la marca.

El concepto de diseño multisensorial, ha existido por más de una década. Pero, gracias a los grandes avances de la tecnología, se han abierto posibilidades de aplicación en el mundo de las marcas. Permitiendo que un producto o servicio, realmente ofrezca una experiencia de marca mucho más completa.

Para comunicar y crear una experiencia “completa”, es necesario analizar y tener muy bien definido los valores y características que el producto busca transmitir y sobre todo lo que buscan nuestros clientes. Por ejemplo: Para comprar un coche, existen personas que no están interesadas en la potencia del automóvil, por lo que el sonido del motor, puede ser molesto. Por otro lado, si nuestro comprador busca la potencia, este sonido puede ser un mensaje contundente de poder. Esta es una experiencia multisensorial.

Uno de los objetivos globales de las marcas, es querer ser recordados y sabemos que los sentidos pueden ser detonantes de recuerdos. Pensemos cuando olemos un plato de nuestra infancia, la sopa de la abuela; esto desencadena emociones y memorias que nos pone receptivos a una situación actual.

Para crear una estrategia utilizando el diseño multisensorial, no hay detalles pequeños. Hay que analizar todos los atributos del producto, así como los puntos de contacto que tiene el consumidor con la marca y el producto. Para con ellos encontrar alternativas de construir un mensaje, que pueda ser la manera de comunicar nuestro valor como marca.

Analicemos nuestro producto. Tomemos en cuenta su textura, el empaque, los puntos de venta, etc. Questionarnos tanto si vendemos productos físicos, como servicios:

¿De qué manera puedo generar una experiencia sensorial que comunique los valores y atributos de mi marca?

 

2018-05-15T11:14:54+00:0013 enero, 2017|Comunicación online|