email marketing

Contar con una base de datos de personas interesadas en lo que ofrece tu negocio es, sin duda, una gran ventaja competitiva. Y bien utilizada, además, puede permitir beneficios, ventas e ingresos.

Pero implementar el email marketing en una estrategia no significa solo enviar un mail cada determinado tiempo. Para que resulte efectivo se requiere de ciertos conocimientos y aspectos clave a tener en cuenta. Intentaré, en los próximos posts, mostraros algunos de los errores más comunes en estas prácticas.

No autorización

Error total y absoluta. Pero no solo eso, sino que te aconsejo que lo pienses dos veces antes de lanzar emails sin autorización de los destinatarios por dos motivos de peso: el primero es que se trata de una práctica ilegal; el segundo es que no es efectivo.

Captar suscriptores no es tarea sencilla, pero siempre será más eficaz enviar tu mailing a 100 personas que se han suscrito a tu web, que a 1000 que no lo han hecho.

Esta práctica es intensiva y además puede acabar afectando la reputación de tu marca.

No segmentar

El email marketing lo que prentede, o lo que debe pretender, es ofrecer a un público objetivo e interesado en la marca contenido atractivo. Y esto solo se consigue sementando muy bien a los usuarios.

Preguntarles por sus preferencias o intereses a la hora de suscribirse en uno de los métodos más sencillos y eficaces para lograr un segmentación ideal. También puedes realizar encuentras, etc. El objetivo debe ser lograr una segmentación lo más minuciosa posible.