La experiencia de usuario: Vender online por medio de la simplicidad.

Inicio - Marketing Digital - La experiencia de usuario: Vender online por medio de la simplicidad.

Los departamentos de marketing todos los días se dedican a buscar estrategias para desmarcar a sus clientes de la competencia y crear clientes leales. La lealtad a las marcas, cada vez es un proceso más difícil dado la cantidad de oferta de productos y servicios y las estrategias para atraerlos hacia estas. Como respuesta las empresas han enfocado sus esfuerzos para proveer de experiencias digitales, empoderando el mensaje y cultura de la empresa para llegar a algo más que la mente de sus clientes, llegar a sus corazones y ser guardados en su memoria.

La experiencia de usuario vincula todos los aspectos de usuario; con la compañía, su servicio y sus productos.

Para realizar una experiencia de usuario ejemplar, la experiencia tiene que coincidir con las necesidades y deseos exactos del consumidor tipo, sin distracciones ni molestias. Después de esto viene el deseo y satisfacción que produce el tener y el utilizar el servicio o producto. Una verdadera experiencia de usuario, va más allá de dar a los consumidores lo que quieren o cumplir con lo prometido, es provocar sentimientos acordes y mejorar la expectativa en todos los sentidos.

Es por ello, que la estrategia para una experiencia de usuario digital, lleva consigo la fusión de un equipo multidisciplinar, que incluye la ingeniería, marketing, diseño gráfico e industrial, investigadores de tendencias y usuario y diseñadores de interface.

Pero: ¿Qué es lo que hace que nuestro consumidor nos compre y se quede con nosotros? Que nos siga después de hacer una compra, nos re-compre y nos recomiende. Las variables en juego pueden ser infinitas, incluyendo: el precio, la imagen de marca, pero sin duda alguna una que tiene mayor influencia es la simplicidad. La simplicidad para hacer más fácil la toma de decisiones de compra, para crear lazos de confianza. Las personas buscan lo simple, claro, fácil.

Para hacer la toma de decisiones de compra “simples”, los consumidores tienen que obtener y entender (al navegar) información acerca de la marca, el cultivar la confianza por medio de la información que van encontrando en la web durante todo su paseo por esta. Entre más fácil el usuario pueda tener más claro y simple su proceso de compra, mejor la experiencia. Si una empresa tiene una web que logra el objetivo de simplicidad y por supuesto, transparencia; las recomendaciones a otros posibles consumidores se multiplican.

El Internet ha abierto la puerta a un sin número de posibilidades para el consumidor y para las marcas la posibilidad de llegar a más de ellos. Para ellos es importante hacer llegar mensajes e información simplificada, inteligente. Brindar, dependiendo de la complejidad de los productos y servicios, atención al cliente durante la navegación por la web, construir lazos de confianza, buscar maneras de dar opciones más personalizadas, donde el usuario pueda relacionarse, conectar y sobre todo hacerlas suyas. Si logramos despertar esto con nuestros productos o servicios, hemos creado el puente de conexión para poder quedarnos por más tiempo que una sola compra.

2018-05-21T12:29:06+00:00 2 diciembre, 2016|Marketing Digital|