La importancia del contenido

Inicio - Blogging - La importancia del contenido

Contenido web

Muchos son los factores que influyen y determinan el óptimo funcionamiento de una web: el diseño; la optimización de cara a los buscadores; los contenidos, su calidad, su relevancia y su difusión; un manejo intuitivo de la página… Todos ellos, factores que requieren una importante inversión de tiempo y esfuerzo para que la web logre sus objetivos (vender, captar clientes, crear contactos, divulgar…).

La relación entre el contenido y la web se ve irremediablemente marcada por el valor que los usuarios o visitantes otorgan al contenido. Y es precisamente en base al contenido (definido de manera previa en el proyecto), que se ha de planificar la creación y diseño del espacio web.

En los últimos tiempos escuchamos hablar continuamente de contenidos y posicionamiento de cara a los buscadores. Cierto es que uno de los objetivos de cualquier página es lograr el mejor posicionamiento en buscadores para lograr la máxima visibilidad, y ello se debe hacer a través del contenido (de calidad). Sin embargo, no se habla ya tanto, y considero importante resaltar, que el contenido es lo que da sentido a la Red; es el contenido el motivo que nos impulsa a utilizar (cada vez más y ofreciendo más posibilidades) internet. Y es además, el contenido, el responsable de esa interacción de la que también se habla con tanta frecuencia…

Y si el contenido es el motor de internet y el impulsor de la interacción, es lógico llegar rápidamente a la conclusión de que debemos saciar la sed de todos esos usuarios que pululan por la red en busca de contenido relevante.

Pero, ¿qué debe poseer el contenido para ser relevante? La respuesta a esta pregunta puede dar mucho de sí, pero intentaré no extenderme en exceso y sólo mencionar algunos de los aspectos más importantes y destacables:

  • El contenido debe estar concebido para internet. 
  • Debe elaborarse con la intención de ofrecer una respuesta clara a las necesidades de los usuarios.
  • Debe estar también, por supuesto, optimizado de cara a los buscadores.
  • Es importante que utilice un lenguaje adecuado y una ortografía impecable.
  • Elaborarlo teniendo muy en cuenta la visualización y presentación: tipografía, textos, imágenes, vídeos… organizados y dispuestos de una manera adecuada y cuidada.

Desarrollar el contenido en base a todos estos ‘pequeños’ (entiéndase importantísimos) detalles, permitirá transformarlo en resultados visibles.

 

 

2018-05-14T18:32:28+00:00 17 enero, 2014|Blogging|