Las claves para construir una marca

Inicio - Comunicación online - Las claves para construir una marca

brand

Si tuviera que dar una respuesta breve, concisa y fácil de entender, diría que una marca es la diferencia entre una tablet y un iPad. Pero iré un poco más lejos…

Hoy, la marca es uno de los valores imprescindibles de cualquier compañía; se ha convertido en el vehículo que permite a la empresa llegar a la meta (los objetivos).
Es precisamente la marca lo que permite diferenciar el producto o servicio de la competencia. En un mercado saturado y que cada vez ofrece más opciones, es la marca lo que permite al consumidor decantarse por el mismo, reconocerlo y diferenciarlo entre la competencia; lo que facilita la adquisición y repetición de compra; es la marca lo que permite generar esa confianza en los consumidores que tanto se busca, con el objetivo de crear lealtad… Y todo ello contribuye a facilitar las ventas fidelizar los clientes, evita (o al menos reduce) la necesidad de competir sólo por el precio, incrementa el valor de la empresa…

Los motivos y ventajas por los que resulta imprescindible apostar por crear una marca, están claros. Ahora bien, demos los primeros pasos en firme:

  1. Busca y analiza el ‘porqué’
    Si antes de comenzar a crear o construir una marca no tenemos claro por qué debe existir, darle forma será una tarea demasiado complicada.
    Habitualmente hablamos del ‘qué’ y el ‘cómo’ a la hora de construir una marca. Sin embargo, el ‘porqué’ es -casi- con la misma frecuencia olvidado. ¡Craso error! Es el ‘porqué’ la base más sólida sobre la que podremos comenzar nuestra construcción; y si en algún momento los cimientos se tambalean, es el punto que, al regresar, permitirá redirigir las decisiones sin necesidad de demoler por completo la obra.
  2. Una vez claro el primer punto, profundiza en la historia de tu marca
    El equipo es parte fundamental en cualquier proyecto o empresa. Y para que todo el equipo reme en la misma dirección conviene que tengan una visón amplia, saber cómo es, qué ofrece y conocer eso que marca la diferencia. Sin duda, permitirles descubrir la historia de la marca es la mejor manera de que alcancen esa visión. Esto incluye la aplicación de la metodología conocida tradicionalmente como DAFO (o FODA), que permite estudiar y conocer la situación de una empresa o proyecto atendiendo a sus características internas y su situación externa:
        Debilidades (ámbito interno)
        Amenazas (ámbito externo)
        Fortalezas (ámbito interno)
        Oportunidades (ámbito externo)
    De este análisis se sacarán conclusiones y frases que pueden ser de gran ayuda a posteriori; incluso me atrevería a decir que algunas de esas conclusiones y frases pueden ser utilizadas en la parte de la estrategia de comunicación, prensa, biografías, etc.
  3. Otorga el tiempo y la importancia que merece a la tarea de identificar la marca
    Cierto es que la identificación de cualquier marca, con el paso del tiempo, se irá modificando. Sin embrago, en los inicios, cuanto más énfasis e interés pongas en ello atendiendo a la importancia que merece, el resto surgirá de manera más fluida y natural.
    Cuando hablo de identidad hablo, por supuesto, de cualquier elemento visual de la marca (logos, colores, comunicación, etc.)
  4. Permítele crecer
    Centrar toda la atención en ‘quedarse con la marca’, o más bien con lo preestablecido para la marca, puede frenar su crecimiento.
    Especialmente en el ámbito digital, es frecuente encontrarse con situaciones en las que los usuarios y clientes comienza a compartir la marca, interactuar y conectarse con ella de una forma no prevista. Me refiero a que los usuarios han asumido un papel activo, por lo que pueden crear hashtags relacionados con la misma, mostrar abiertamente sus opiniones e incluso sugerir cambios o modificaciones… Estas u otras situaciones no previstas, aunque no entren dentro del plan, se deben enfrentar de manera natural, evitando desprecios y aceptando y valorando cualquier aporte que pueda ser constructivo.
  5. Asume la creación de la marca siendo consciente de que no la podrás definir al 100%
    Inevitablemente las marcas, poco  poco, toman vida propia. Es posible idearla, construirla, hacerla crecer y permitir que llegue donde queremos; pero siempre se van a ver influidas por la reacción del mercado, de sus clientes, etc.
2018-05-15T11:40:07+00:00 24 abril, 2014|Comunicación online|