Permission marketing, ¿sabes qué es?

Inicio - Marketing Digital - Permission marketing, ¿sabes qué es?

permission marketing

Una de las cosas más apasionantes de este mundo digital en el que hemos decidido girar es que cada día surgen, aparecen nuevos conceptos y términos, nuevas formas de hacer, nuevas herramientas… Evoluciona a diario. Pero vayamos a lo que hemos venido hoy, el permission marketing.

Y para empezar por el principio, que ya nos permitirá hacernos una idea, la traducción al español de este término viene siendo algo así como marketing de permiso, aunque hemos visto derivar eso de “permiso” en “consentimiento”, la diferencia está en algunas connotaciones legales.

Seth Godin, uno de los teóricos del marketing más importantes del siglo XXI, definió en el año 1999 el concepto como “la capacidad de obtener de un usuario o cliente el consentimiento para recibir información de nuestro producto, compañía o marca”.

A grandes rasgos, el concepto se basa en pedir permiso para comunicarnos.
Algo así como “te pido permiso para comunicarme contigo y si me das tu consentimiento, me comprometo a enviarte solo aquello que puede ser relevante o de tu interés.” 

Sin embargo, siendo realistas y sinceros, bajo aquel paraguas del consentimiento que conlleva algunas diferencias legales, como decíamos antes, lo cierto es que hoy no se respeta mucho ese concepto y lo habitual es pedir “consentimiento” para enviarles cualquier tipo de información. ¿El problema? Que por lo general no suele interesar demasiado a los usuarios y, como consecuencia, nos retiran el permiso para seguir comunicándonos: ¡DESASTRE!

Desde una perspectiva como marca o vendedores de productos o servicios, el permission marketing puede convertirse en una poderosa arma dentro de nuestra estrategia de marketing digital:

  • El primer paso consiste en la confirmación del permiso del cliente para recibir nuestros mensajes.
  • Después habrá que personalizar esos mensajes, adaptándolos a cada tipo de usuarios, intereses, etc.
  • Y, sobre todo, debemos tener en cuenta que nuestro mensaje no interrumpa la actividad diaria del receptor, porque si lo hace se llamará también marketing de interrupción; y contribuye a hacer perder un tiempo seguramente muy valioso.

Evita enviar mensajes sin una estrategia y objetivo bien definidos o que no aporten algo que a los usuarios interesa. Ten en cuenta que si te han dado ese “permiso” es porque les interesa lo que les ofreces. Pero eso no basta, ahora tendrás que crear expectativa y ofrecerles valor y argumentos… Así irás, poco a poco, reforzando su confianza en tu producto o marca.

Nosotros estamos convencidos y hemos comprobado que, el marketing de permiso es el que permite convertir a conocidos en amigos. ¡APROVÉCHALO!

 

2018-05-15T11:20:05+00:00 29 abril, 2016|Marketing Digital|