Esta es la pregunta que se hacen muchos profesionales y pequeñas empresas que no acaban de entender cómo cuadra un «gasto» más en sus cuentas, más aún cuando no se ha acabado de entender tampoco para qué sirve esto de las Redes Sociales.

Aunque cada vez está más claro que en las Redes Sociales «HAY QUE ESTAR», no todos los propietarios de un negocio lo toman de forma suficientemente seria y deciden abrir un perfil en Facebook o una cuenta en Twitter y, tiempo después, dejan de invertir tiempo en ellas porque no les está funcionando.

Está claro que estar por estar no supone ningún beneficio.

Las Redes Sociales son un nuevo concepto de comunicación que hay que entender, conocer y saber utilizar de la forma correcta. Para eso se forma un Community Manager. Así, igual que está claro que no se deja la contabilidad de la empresa en manos de alguien que no entienda de contabilidad, no debería dejarse la gestión en Social Media en manos de alguien que, por mucho que tenga un perfil en Facebook, no conoce el medio en profundidad.

Es cierto que no todos los negocios requieren de una gestión de 40h semanales, por lo que está claro que no será necesario para estas empresas, realizar una contratación en su equipo interno para cubrir la figura del Community Manager. Pero existen otras opciones. Contratar una agencia externa o un profesional freelance son una solución que puede ajustarse a nuestro presupuesto y nos asegurará una correcta gestión de nuestra imagen en la Red.

Solo hay que darse una vuelta por Google o por las Redes Sociales para encontrar una amplia oferta de servicios. Y no hay que dejarlo para mañana… En redes sociales, cada día que pasa, es un día perdido o ganado; todo depende de si estás o no.