Vídeos interactivos, la nueva tendencia en vídeo marketing

Inicio - Videomarketing - Vídeos interactivos, la nueva tendencia en vídeo marketing

vídeos inetractivos

El 2015 fue, sin duda, un año emocionante para los que creemos firmante en el poder del audiovisual en internet y para el mundo del vídeomarketing. Un recurso del que nosotros destacamos como mayor virtud que se trata de una herramienta que ayuda a mejorar la experiencia de los usuarios y, como consecuencia, les ayuda a tomar la decisión de compra.

2016 promete ser, como mínimo tan apasionante como el 2015. Y así lo certifican las tendencias en vídeo marketing… Una de ellas, la que tratamos hoy: el vídeo interctivo.

Los vídeos interactivos son básicamente vídeos normales, pero que incorporan zonas sensibles en la pantalla con enlaces que pueden ir a parar a otros vídeos, a páginas web, blogs, redes sociales, landing pages…

Vamos a poner algunos ejemplos:

En ocasiones nos puede interesar colocar un enlace al finalizar nuestro vídeo para dirigir al espectador a nuestra web o a una página de aterrizaje porque hemos desarrollado una campaña concreta, así que el vídeo puede incluir una llamada a la acción.

Podríamos, por ejemplo, utilizar el vídeo interactivo a modo de web o portfolio en movimiento, un lugar donde mostrar nuestros servicios a través de varios vídeos enlazados incluyendo un menú de navegación interactivo con zonas sensibles, de esta manera los usuarios que ven el vídeo pueden pinchar en cualquier momento para entrar a ver el vídeo que elijan.
Esta opción permite infinidad de posibilidades, da mucho juego, ofreciendo una alternativa realmente creativa y diferente.

Seguramente estás pensando en cuánto cuesta esto. Pues bien, cierto es que los vídeos interactivos exigen una inversión importante; sin embargo, si tenemos en cuenta las ventajas y posibilidades que ofrecen, compensa.
Además, se ha de tener en cuenta que este tipo de contenidos se pueden utilizar para públicos diferentes. De esta manera, las estrategias no han de plantearse en función de qué tipo de público es el receptor, sino que con un solo vídeo se llega a targets diferenciados. Por lo tanto, aunque el vídeo interactivo exige un presupuesto algo mayor, también evita la necesidad de realizar diferentes vídeos para los diferentes públicos a los que nos dirigimos.

 

 

2018-05-15T08:57:10+00:0026 febrero, 2016|Videomarketing|