Tips para crear un plan de marketing de contenidos orientado a resultados

Inicio - Comunicación online - Tips para crear un plan de marketing de contenidos orientado a resultados

Marketing de contenidos

Continuamente escuchamos hablar y encontramos artículos relacionados con el marketing de contenidos. Sin ninguna duda, esta estrategia reina en la red… Pero, lo que no encontramos con tanta facilidad es cómo orientarlo a la obtención de resultados. Y es precisamente eso lo que pretendo con este post, ofrecerte las claves para que logres enfocar tu marketing de contenidos a obtener resultados. ¡Vamos allá!

Estas son algunas preguntas clave para las que debes encontrar respuesta si quieres comenzar con un plan de marketing de contenidos que funcione:

  • ¿A quién me dirijo?
  • ¿Qué temas debo elegir para lograr contenidos de éxito?
  • ¿Que formato debería darle?
  • ¿Cuál es el enfoque más adecuado?

Vamos a por las respuestas…

Investigación y decisiones

La mecánica a seguir es relativamente sencilla, siempre que conozcas a tu audiencia como si de tus propios hijos se tratara.

Por pasos:

1. Contreta tus stakeholders

Es posible que esta palabra te suene a chino… Los stakeholders son simplemente las personas u organizaciones que influyen o son influidas por la actividad de tu negocio. Dependiendo del tipo de actividad, como es lógico, pueden variar. Para que te hagas una idea y puedas comenzar a definir tus propios stakeholders, estos son algunos de los más habituales:

  • Clientes
  • Empleados
  • Proveedores
  • Socios
  • Inversores
  • Prescriptores
  • Medios de comunicación
  • Personas o profesionales influyentes de tu sector
  • Competidores, etc.

Esta lista puede alargarse mucho, he citado sólo algunos para que puedas hacerte una idea y definas tus propios stakeholders.

2. Concreta tu audiencia 

Una vez definidos tus stakeholders, toca definir tu audiencia.
De una forma u otra, todos ellos los son, pero te interesa poner el foco de comunicación en los más relevantes y decisivos para tu negocio. Y para ello, es importante elegir, seleccionar y evitar audiencias demasiado amplias.
Escoge a tu audiencia pensando siempre en qué interlocutores son capaces de crear un mayor impacto en tus resultados económicos.

3. Conoce a tu audiencia

Esto es fundamental. Debes conocer a tu audiencia mejor que a ti mismo/a; de lo contrario, será muy difícil (prácticamente imposible) lograr que tu plan de marketing de contenidos funcione.
Es tal la importancia de conocer a fondo la audiencia, que un conocimiento deficiente puede convertirse en motivo de peso que lleve al fracaso.

Un error muy común a este respecto es creer que audiencia y potenciales clientes son sinónimos. Esto no siempre es así. En algunos casos pueden ser los mismos, pero hay otros en los que no tiene por qué cumplirse.

Otro gran error es no dotar a la comunicación de la importancia que merece. La tendencia inclina a emprendedores y empresarios a valorar con fuerza el conocimiento del producto y/o servicio y de su idea de negocio; sin embargo, ello le lleva muchas veces a no dar la importancia adecuada a otros factores realmente importantes, relevantes y críticos, como puede ser la comunicación.

Cuando hablo de conocer a tu audiencia, no hablo de recopilación de información y datos sociodemográficos, por ejemplo. Hablo de saber cómo piensa, qué hace, cuáles son sus motivaciones, cómo vive, cómo se siente…

Lo importante en cualquier proyecto o negocio no son tanto la idea, el producto o el modelo de negocio; lo realmente importante son las personas. Es por ello que el conocimiento de tu audiencia debe convertirse en algo fundamental dentro de tu proyecto o negocio que no debes dejar de investigar y perseguir. Y no olvides que esa audiencia no la componen solamente los clientes.

4. Concreta los temas a tratar y el lenguaje que utilizarás

Si ya conoces a tu audiencia, sabes qué le gusta, cuál es su estilo de vida, cuáles son sus motivaciones e intereses… entonces ahora te será más sencillo escoger los temas a tratar y qué tono o lenguaje te ayudará a conectar mejor con ella.

Ten siempre muy en cuenta en tu plan de marketing de contenidos que producto no es contenido. La clave está en buscar y encontrar nexos de unión entre aquello que apasiona y motiva a tu audiencia y el producto o servicio que ofreces. Esos nexos son los que debes convertir en contenidos.  

5. Define tu contenido 

Elige que función quieres que cumpla tu contenido de cara a tu audiencia: ¿quieres que ese contenido sea informativo?, ¿prefieres ofrecer contenido que inspire?, ¿pretendes que le sea útil a tu audiencia?…

  • Escoge el formato de tu contenido
    Analiza y selecciona qué tipos de contenido encajan mejor con tu audiencia… Y para ello no olvides tener en cuenta tus recursos, habilidades y tu talento; ¡sácales partido! Intenta ir en una línea que controles y evita aquellos formatos que te cuesten más.
    Lo ideal es que encuentres ese contenido que seas capaz de crear de forma cómoda y a la vez conecte con tu audiencia. Pero ojo, no caigas en el típico error de crear contenidos que no conectan con tu audiencia por el simple hecho de que te resulta fácil crearlo.
  • En la variedad está el gusto. Y el equilibrio
    No te centres en un único tipo de contenido. Trata de ofrecer variedad (siempre dentro de tu actividad, ámbito o temática, claro). Una vez que comiences a escribir y publicar contenido comprobarás que no todos los contenidos funcionan igual de bien; por ello, ofrecer variedad te permitirá localizar mejor las oportunidades y te ayudará a ir creando tu propio estilo y abriendo tu camino.
    Está comprobado que los contenidos que apelan más a la emoción, dan mejores resultados que lo dirigidos a la razón. Pero lo cierto es que una buena estrategia debe centrarse en su mayoría en la razón. Para dar en el clavo en esto, al tratarse de contenido necesario pero frío, recurre a un lenguaje más cercano o directo en el que quede impresa una intención de proximidad y que convierta al contenido en un contenido emocionante.
  • Ofrece contenido propio que aporte valor
    Evita hablar de temas de los que habla mucha gente o sobre los que resulta muy sencillo encontrar todo tipo de datos, artículos e información. Ofrecer contenido diferenciado te ayudará a lograr el éxito con tu estrategia de contenidos.
  • Apuesta por contenidos que no caduquen
    Ten en cuenta que el marketing de contenidos es una estrategia a largo plazo; por ello, los contenidos perdurables deben formar la base de tu estrategia. Por supuesto, los contenidos más efímeros tienen también cabida, pero a modo de complemento.

6. Difusión de los contenidos

Por muy buenos que sean tus contenidos, si no llegan a la gente, no te servirán de mucho. Es por este motivo que ese plan de marketing de contenidos debe integrar una buena estrategia de optimización de cara a los buscadores (SEO) y    difusión a través de los medios sociales.

 

Ahora sí, ¿estás listo/a para comenzar con tu plan de marketing de contenidos?

2018-05-15T11:01:37+00:00 6 julio, 2014|Comunicación online|