Todo lo que no se comparte, se pierde.

Inicio - Formacion - Todo lo que no se comparte, se pierde.

Obviamente desconozco si lo que estamos viviendo hoy es el famoso y anhelado cambio de Era al que hacían referencia los Mayas pero estoy seguro que la mayoría de los que en este momento están leyendo estas líneas, seguramente habrán tenido alguna vez en los últimos meses, la sensación que estemos viviendo una etapa especial en la que, si queremos hacer sobrevivir nuestras empresas, necesitamos empezar  a hacer las cosas de forma diferente…

El día en que salí del mundo de las multinacionales, después más de 10 años muy enriquecedores  pero al mismo tiempo muy agotadores desde un punto de vista psico-energético, me puse como objetivo personal intentar aprender algo más sobre el poder que las palabras tenían en las personas….

Mis amigos en aquel entonces pensaban si me había vuelto loco ya que mi vida, hasta entonces y siendo ingeniero, siempre había sido guiada por números y formulas muy racionales…

Por casualidad (ya os contaré un día mi visión sobre las casualidades…)  me acerqué al mundo de la PNL  (Programación Neuro Lingüística).

Fue durante una de estas clases que se proyectó esta diapositiva:

todo lo que no se comparte se pierde

Sonó en mi cabeza aquel día como el sonido de un GONG TIBETANO capaz de despertarme de un sueño en el cual no era consiente  haber caído por tantos años….

¡EUREKA!

Es este concepto tan sencillo lo que hace las diferencias entre los emprendedores de ayer y los emprendedores “de la nueva Era”… los emprendedores 2.0

Ya se fue (por suerte digo) el momento en que cada empresa oculta sus técnicas, sus voces, sus políticas, sus estrategias, sus contenidos, con el miedo de que alguien se las puda copiar…

Con esto no quiero decir que no hayan empresas que lo sigan haciendo…

El miedo a compartir las informaciones y a explicar por qué  hacemos las cosas bien y por qué hacemos las cosas mal no es solamente un cáncer que ha bloqueado por muchos años las comunicaciones hacia nuestros clientes o proveedores,  es algo que en muchas empresas afecta directamente las relaciones laborales entre sus empleados…

Cuantas veces os habrá pasado que las empresas en la que trabajáis pierden oportunidades de negocio porque sus empleados utilizan la información en su…”poder”  como algo personal… que “hay que tener cuidado en compartir”…. estoy seguro que os ha pasado como a mi…

Si eres emprendedor, y quieres crear alrededor de tu marca una comunidad de personas que te siguen, a las que puedas escuchar sus necesidades para que finalmente compren tus servicios y productos:

1)      Ofrezcas valor añadido a tus clientes

2)      Habla claro con tus proveedores

3)      No tengas miedo que los demás te puedan copiar ;

4)      No tengas miedo de innovar y poner en discusión cada día tu forma de trabajar

5)      Compartas con objetividad tus éxitos y fracasos

6)      Estimula a que tus mismos empleados sean la voz de los valores de tu empresa.

El consumidor de la nueva era no se alejará de las empresas que sabrán admitir haberse equivocado….

se alejarán  de las empresas que, equivocándose, no habrán sabido encontrar una solución de forma rápida y eficientes!

Un abrazo!

 

Erick Canale

2018-05-18T10:29:01+00:007 enero, 2013|Formacion|